Reseñas

Pasando cuentas con mis amigos y rivales

¿Por qué reseñamos libros científicos? ¿Por qué leemos reseñas de libros científicos? Las respuestas a estas preguntas no son triviales y dicen mucho de nosotros. Personalmente, escribo y leo reseñas de libros científicos por varias razones.

A menudo, escribir una reseña de un libro científico es hacerle un favor a un amigo con la esperanza de cobrarlo cuando más adelante él haga una reseña de nuestro libro. Eso explica por qué muchas reseñas son descaradamente elogiosas. Este fenómeno no es exclusivo de los libros científicos, y es la razón por la que leer reseñas de novelas es una actividad de poco rendimiento. Ahora bien, ¿y si el autor del libro no es amigo nuestro?

Yo he publicado en Mètode reseñas de un buen puñado de libros de autores que no conozco personalmente. Esta es la segunda razón que tengo para escribir reseñas. En un mercado pequeño como el de la lengua catalana, donde muchos libros no podrán llegar nunca traducidos, el hecho de hablar sobre un libro aparecido en el extranjero puede suplir el acceso al libro para todos aquellos que no tienen acceso a leerlo en versión original. Aquí la reseña hace el papel de resumen de libro recomendado y, en cierta medida, elimina la necesidad de leerlo. La mayoría de los libros que he reseñado en Mètode han seguido este criterio: acercar a los lectores en lengua catalana libros que difícilmente encontrarán en su librería habitual.

Como rareza, confieso que una vez hice lo contrario: una reseña de un libro en catalán para una revista inglesa, con la intención de transmitir a los lectores de habla inglesa las ideas esenciales de un libro que difícilmente encontrarían traducido. Los lectores de Public Understanding of Science se preguntarían cómo había ido a parar una reseña de Dislocacions, pero a los que la leyeran algún provecho les reportaría. En aquel momento no conocía al doctor Ferran Sáez Mateu, que se llevó una buena sorpresa cuando le hicieron llegar la reseña.

El uso más sofisticado de la reseña es el que hacía Stephen Jay Gould. Gould tomaba el libro como punto de partida para construir un ensayo propio. An urchin in the storm recoge un puñado de reseñas donde los libros reseñados son poca cosa más que invitados a la fiesta de su intelecto trabajando en toda máquina. Bien sea para reflexionar sobre las aportaciones de Barbara McClintock a la biología o para desmontar los argumentos antidarwinianos de Jeremy Rifkin, para Gould una reseña es un instrumento para un objetivo más importante que simplemente avisar a los lectores de la aparición de tal o cual libro. Eso hace que algunas reseñas tengan vida más allá del libro que las justifica.

REFERENCIAS
Gould, S. J. (1987). An urchin in the storm: Essays about books and
ideas. Nova York: W. W. Norton & Company.
Purroy, J. (2001). ‘Dislocacions’ by Ferran Sáez Mateu. Public Understanding
of Science, 10, 441.

© Mètode 2016 - 89. Los secretos del cerebro - Primavera 2016
POST TAGS:

Biólogo y escritor (Barcelona)