«La solución de los telómeros» de Elizabeth Blackburn y Elissa Epel

Entender el envejecimiento

la solución de los telómeros

La solución de los telómeros

Elisabeth Blackburn
Traducción de Laia Font i Mateu. Edicions 62. Barcelona, 2017. 400 páginas.

El envejecimiento es un proceso que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y denota el paso de esta. Desde siempre, la vejez ha sido un hecho muy presente en todas las civilizaciones, que han buscado encontrar las claves para curar las dolencias y alargar la vida. Por ejemplo, en la mitología griega aparece la figura de Hebe, la diosa de la juventud, que se encargaba de servir el néctar que hacía inmortales a los dioses griegos. Encontrar este «elixir de la vida» era el objetivo de los alquimistas en la Edad Media, y es ahora el de los científicos que cada vez profundizan más en el campo del envejecimiento, en los mecanismos genéticos y moleculares que desencadenan este proceso irremediable.

Pero, sin embargo, es evidente que no todos envejecemos al mismo ritmo. Todos conocemos a alguien que parece mayor en apariencia física que la edad biológica que realmente tiene. Entonces, nos preguntamos, ¿por qué a cada cual le aparecen las canas a una edad distinta? ¿Qué hace que haya gente con la piel muy arrugada y otra que conserva un cutis terso hasta muy mayor? En definitiva, ¿qué lleva a que algunas personas envejezcan más rápidamente que otras? Estas preguntas nos las resuelven Elizabeth Blackburn y Elissa Epel en su libro La solución de los telómeros, donde explican los cambios que ocurren a escala celular, concretamente el acortamiento de los telómeros, una de las causas principales que explican por qué nos hacemos viejos. Los telómeros son los extremos finales de los cromosomas que protegen la información de estos, sacrificando su longitud, para que no se pierdan nada importante. Como muy bien ejemplifican en su libro, las autoras dicen que los telómeros son como las anillas protectoras de los extremos finales de los cordones de los zapatos que evitan que estos se deshilachen.

Este libro es una conjunción perfecta entre psicología y medicina, y no es extraño viendo la trayectoria de las autoras. Elizabeth Blackburn recibió el Premio Nobel de Medicina en 2009 por descubrir cuál era el papel de los telómeros y las telomerasas en el proceso de envejecimiento. Elissa Epel es una gran psicóloga que ha estudiado cómo nuestros hábitos y el estrés afectan al envejecimiento y actualmente es directora del Centro de Envejecimiento, Metabolismo y Emociones de la Universidad de California.

Aunque se trata de un libro divulgativo, hay que estar mínimamente familiarizado con la bioquímica y biología celular para alcanzar una comprensión completa. Consta de cuatro partes, que gradualmente van cambiando desde un enfoque más biológico hasta una visión más propia de la psicología. El libro interacciona con el lector mediante varias encuestas y al final de cada capítulo se encuentra lo que ellas denominan «laboratorios de renovación», donde dan consejos para afrontar situaciones cotidianas y así conseguir mejorar nuestra salud telomérica. En definitiva, las autoras afirman que hacerse viejo es un proceso vital que no está completamente determinado y dan las pautas para envejecer mejor. Cuando menos, a pesar de que con estos consejos tal vez no podremos prolongar nuestra juventud, será posible vivir de una forma más relajada.

© Mètode 2018 - 97. #Biotec - Primavera 2018

I2SysBio, UV-CSIC (Paterna)