«S=EX²», de Pere Estupinyà

Multiorgasmos científicos

100-78-esp

S = e x2
La ciencia y el sexo
Pere Estupinyà
Random House Mondadori.
Barcelona, 2013. 486 páginas.

Pere Estupinyà publica la crónica de un formidable tour de force erotómano que será un hito en la divulgación científica local. Empieza con un orgasmo autoinducido, por masturbación, bajo las instrucciones de un protocolo de neuroimagen funcional, tendido y escondido dentro de un equipo de resonancia magnética en los laboratorios de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, y acaba con experiencias sibaritas en fiestas de intercambios de parejas, en clubes de Manhattan, donde él y una amiga (salen docenas de amigas, por el libro) se adentran, con la dedicación esperable de los estudiosos del comportamiento. Entremedias, ha visitado clubes sado-maso en Nueva York, ha seguido cursos de orgasmo tántrico por vía mental, ha compartido confidencias con actores y actrices porno en el Bagdad barcelonés, se ha hecho registros pletismográficos de la excitación peniana ante películas incitantes en los laboratorios del Instituto Kinsey (Indiana), ha visitado clínicas especializadas en el tratamiento de todo tipo de disfunciones o enfermedades sexuales, ha evaluado un buen abanico de productos de farmacia y utensilios de sex-shop, y ha tomado copas conversando por todo el planeta, en los congresos de sexología, con los investigadores y los clínicos más reconocidos.

Si desean información actual y detallada de las costumbres, las variantes, las preferencias y las orientaciones de la conducta sexual de los hombres y las mujeres (y las de algunos bichos, también), así como de los engranajes biológicos que las hacen posible y de las manías psicológicas que a menudo las acompañan, el compendio «estupinyaire» es su libro. Método elegido: acceder a los estudios más recientes que los diversos frentes de investigación van abriendo en la descripción de los mecanismos del sexo y visitar, a continuación, los laboratorios punteros o acercarse a las reuniones donde intervienen los protagonistas de los descubrimientos, para combinar la digestión de los datos con la conversación distendida. Y con el ingrediente adicional de la disposición del cronista a acceder, de buen grado, a hacer de conejo de indias y a completar exhaustivas prácticas de campo, por su cuenta, para llegar a una cata sólida y trabajada, de primera mano, de todo (o casi) lo que pretende describir.

Estupinyà tiene talento pedagógico y oficio periodístico. Redondea un panorama convincente y apasionante, al mismo tiempo, del vergel de sutilezas que las filas científicas van añadiendo al dibujo afinado de la sexualidad. Los ardores, el disfrute y la gimnasia sexual así como las obsesiones erotógenas del magín tienen, desde hace una veintena de años, una riquísima y creciente pormenorización a la que este ensayo escrito con la vivacidad de una serie de reportajes de magazine dominical hace justicia. Lástima que el autor lo eche a perder, de vez en cuando, cuando alecciona a partir de sesgos totalmente prescindibles. Puede servir, como ejemplo, el canto a una yerma y estrafalaria aproximación biopsicosociológica de la que se erige en portavoz de cara a patrocinar visiones «integrales» y multidisciplinarias de la sexualidad. Las ingenuidades adoctrinadoras de este estilo, del lado de una deriva un punto exhibicionista mucho más excusable, dan unos toques provincianos a una obra de vocación cosmopolita de la que se puede sacar un jugoso provecho.

© Mètode 2013 - 78. La luz de la evolución - Verano 2013

Dept. de Psiquiatría. Instituto de Neurociencias UAB, Bellaterra (Barcelona).