Mira Bernabeu

El trabajo artístico de Mira Bernabeu desde mediados de la década de los noventa puede dividirse en dos grandes grupos de series, representativas a su vez de modos complementarios de entender la cuestión artística, esto es, por un lado vinculada a la tradición de la representación de la realidad y, por otro, generadora de nuevos modos de construirla, en la línea de los nuevos comportamientos del arte visual que rebusca en las ciencias sociales un modo de aceptación en el terreno de lo político. De entre ellas, la más extensa incluye el subtítulo Mise en scène como un leitmotiv genérico que relaciona el arte y la fotografía con el teatro y las normas de comportamiento social. La otra toma el concepto de panorama como base sobre la que atender diferentes realidades deslocalizadas.

Mira Bernabeu, 2010. Imágenes extraídas de la serie «La genealogía de la conciencia».

El modo en que ambos tipos de series toman forma puede verse, asimismo, como una actitud complementaria que repasa tanto lo general como lo particular, el todo y sus partes. Las puestas en escena responden a producciones fotográficas y videográficas muy elaboradas compuestas por escenografías complejas, en ocasiones barrocas y que suelen contener una riqueza de referencias que obliga a detenerse en la imagen fija o visionar el vídeo como quien desgranara información a partir de un núcleo concentrado. Los panoramas, por su parte, descomponen la concreción de las escenografías para mostrarse como un colectivo formado por una sucesión de individualidades. Entran en juego los detalles, que se descontextualizan de su ámbito, y surgen retratos de individuos analizados como estudios de caso casi clínicos, realzados por el uso de pies de foto individualizados.

Mira Bernabeu, 2010. Imágenes extraídas de la serie «La genealogía de la conciencia».

En ambos casos, la intención del artista es analizar la totalidad del tema tratado, incluyendo en el proceso entrevistas a los participantes, auténtica memoria oral de un momento reconducida como voz en off testimonial de los vídeos. En estos, las cámaras literalmente recorren las escenografías y los modelos como una mirada inquisitiva y voyeur que se detiene en los detalles y se pregunta el porqué de su presencia allí, del mismo modo a como el espectador cuestiona todo el entramado escenográfico o se asombra de la convocatoria de todos aquellos que han sido retratados, partícipes en bloque de una performance colectiva.

«La intención del artista es analizar la totalidad del tema tratado, incluyendo en el proceso entrevistas a los participantes, auténtica memoria oral de un momento reconducida como voz en ‘off’ testimonial»

En su puesta en escena La genealogía de la conciencia III, un grupo de personajes, vestidos de oscuro y ataviados con máscaras blancas, ocupan un jardín público con reminiscencias de ágora romana, mientras representan diferentes escenas sobre el comportamiento social desde lo individual, en relación siempre con lo comunitario. En esta serie de imágenes emergen claras referencias al tira y afloja constante que se establece entre minorías sociales, la masa acrítica y el poder político.

Número 66 (2010): Onda verde

© Mètode 2011 - 66. Onda verde - Número 66. Verano 2010

Critico de arte. Profesor del Departamento de Comunicación Audiovisual de la Universidad Politécnica de Valencia.