Laureles

Aunque habitualmente suelen ser como arbustos, los dos llorets –así los llamábamos, llorets– que teníamos en el huerto, dispuestos simétricamente, uno a cada lado del jardín, eran tan antiguos y se habían regado tanto que habían alcanzado un porte poco común, enorme, como de árbol, hasta el punto de que el tronco superaba el medio metro de diámetro.
0
Biodiversidad agrícola

La pérdida de diversidad agrícola que se viene produciendo desde hace décadas hace urgente la realización de estudios específicos para recuperar y conservar las variedades locales y el conocimiento relacionado con estos cultivos.
0
Jazmín

Dábamos este nombre a tres plantas ornamentales diferentes que identificábamos por el color de las flores: azul, amarillo o blanco. Pero solo este último, el blanco, era, propiamente, el gesminer, el arbusto delicadísimo cuyas ramas –de corteza leñosa a partir del segundo o tercer año de vida–, para mantenerlas levantadas, necesitaban alguna clase de enrejado, de sombrajo o de pórtico, de pérgola, de valla o de pared.
0
orquídea silvestre

Raro y gracioso, el zapatito (o zueco) de Venus (o de dama) es un campeón jugando al escondite. Desde el siglo xviii aparece en las publicaciones botánicas para desvanecerse después en largos silencios que niegan su existencia en los Pirineos.
0
Geranios

Los ves ahora, enfermos por todas partes, arruinados, destruidos. Quién diría que, resistentes y poderosos, eran la gloria del jardín viejo del huerto: a los dos lados del pasillo central (construido sobre la acequia de riego), claros y embutidos, estallaban generosamente en grandiosas borlas de multitud de flores de cinco pétalos que podían ser de muchos colores –rojas, rosa, lila, salmón, calabaza, blancas– que duraban mucho tiempo y que había que cortar al espigarse para que no quitasen fuerza a la mata.
0

Los huertos familiares del Pirineo catalán tienen un papel fundamental en la conservación y gestión de la biodiversidad y de los conocimientos tradicionales, pero también en el incremento de la cohesión social y del bienestar, así como en la afirmación de la identidad cultural.
0
71-72

No se habían convertido aún en plantas de jardín. Silvestres, venenosas, funerarias, con una savia blancuzca y espesa que, como leche pringosa, se pegaba a los dedos cuando rompías una rama, con el follaje siempre verde, lanceolado y oscuro, al llegar el verano florecían espectacularmente, exuberantemente, repletas de flores perfumadas, claras o embutidas, blancas, rosadas o ligeramente rojas.
0

El principal objeto de estudio de los trabajos que se presentan es la recopilación de los conocimientos tradicionales sobre plantas en Formentera y en Mallorca, con especial atención a los usos medicinales y alimentarios, antes de que sea demasiado tarde.

0
Alhábegas

Las mujeres del pueblo las plantaban el día de Santa Águeda y hasta pasado San Andrés, cuando llegaba el primer frío, las tenían al fresco del corral o a la sombra del porche, resguardadas del sol.
0
cocina de supervivencia

La recolección de hojas, flores, rizomas, frutos de las plantas y setas silvestres para cocinar platos tradicionales está cayendo en desuso en algunos lugares de Alicante, aunque en otras zonas, principalmente rurales, estas recetas tradicionales siguen vivas. Estudios etnobotánicos realizados en esta provincia de la Comunidad Valenciana muestran más de 110 especies silvestres utilizadas como alimento.

0
Joan Pellicer

La etnobotánica se construye con gente capaz de entender los múltiples lenguajes en los que se expresa la naturaleza; de interpretarlos y relacionarlos con los conocimientos transmitidos oralmente o mediante

0

Si se nos invitase a describir resumidamente –solo con unas cuantas notas– la personalidad artística del pintor valenciano Uiso Alemany (Valencia, 1941), nos inclinaríamos

0

Hace unos días el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña) me pidió que comentara un cuadro de su colección para un programa de televisión. Elegí una pintura de Feliu Elias, un artista que se inició en el postmodernismo catalán con Nonell, Mir y Casas entre otros, y que además fue caricaturista, editor y crítico de arte.
0

Conozco el valle de Àssua desde muy niña, y todavía, ha estado presente hasta hace poco en las palabras de mi madre como una fuente más cierta que la propia realidad. El tesoro más pequeño son las fresas, rojas y pequeñas, que maduran hacia mediados de junio, en los ribazos umbríos de los prados o de los caminos.
0

La cebolla es uno de los elementos que no debe faltar en el huerto. Esta planta bíblica tiene cualidades interesantes que la hacen de cultivo obligado todos los años. Pese a los lloros que provoca al cortarla en la cocina, es muy utilizada en nuestra mesa en fresco, frita, hervida, asada o en salmuera. También se puede guardar para consumirla durante buena parte del año.
0

«Ha llegado el momento de pasar página a las enfermedades infecciosas. Prácticamente hemos eliminado la infección en los Estados Unidos.» Estas palabras tan optimistas fueron dirigidas en 1966 a la Asamblea de las Naciones Unidas por el surgeon general (equivalente a ministro de Sanidad) de EE UU, William H. Stewart.
0

El término alemán Wertbestimmung se refiere al control de calidad y normalización. Traduce una práctica regular para el uso de compuestos químicos y biológicos. La creación de estándares es el eje central de la industrialización.
0
Ramon Folch - Entropia

El modelo socioeconómico actual parece reconocer solo la primera ley de la termodinámica: el trabajo físico para pasar del estadio A al estadio B no depende ni del tipo de trabajo efectuado ni del proceso seguido.
0
«Flora de la Vall dels Alcalans. Guia de les plantes que creixen a Montroy, Real i Montserrat», de Simón Fos Martín y M. Ángeles Codoñer Santamans

El estudio de la flora valenciana es una tarea que tiene una larga tradición. Han sido numerosos los botánicos que han recorrido montañas y llanos, han trepado por acantilados y se han mojado en ríos y lagunas en busca de nuevas plantas que enriquecieran el ya abundante catálogo florístico autóctono.
0
Niña sujetando un póster sobre el cambio climático.

De literatura, en un póster o en un tuit, hay poca. La mínima para cumplir con los requisitos: hacer entender la tarea hecha en un espacio reducido.
0
«A Planet of Viruses», de Carl Zimmer

Carl Zimmer lo ha vuelto a hacer. En el corto libro A Planet of Viruses este norteamericano, autor de un buen número de libros de gran éxito entre los que destacan Microcosm, Evolution: The Triumph of an Idea y Parasite Rex, nos invita a analizar el fascinante mundo de los virus y hace que nos estremezcamos al evaluar su número y su diversidad.
0
«Leviatán o la ballena», de Philip Hoare

¿Es posible narrar toda una línea de hechos históricos siendo el hilo conductor un cetáceo? La respuesta es sí. A lo largo de las páginas, el autor de este ensayo, científico y a la vez histórico, explica cómo el ser humano ha estado ligado a los cetáceos desde la antigüedad para obtener carne, aceite, huesos, barbas, etc. para aprovechar todo el animal.
0
«10.000 años mirando estrellas», de Fernando J. Ballesteros y Bartolo Luque

Uno de los factores indicativos de una sociedad avanzada es la valoración que los ciudadanos otorgan a la ciencia en sus vidas. Para aproximarse a la ciudadanía, los científicos deben comunicarla, explicar los hechos científicos con un lenguaje llano.
0
El misterio de la metamorfosis

«¿Cómo se transforma una oruga en mariposa? Esta pregunta, que resume la maravilla y el misterio de la metamorfosis, ha constituido un enigma intemporal que ha fascinado al hombre desde los tiempos más remotos...»
0