Uno de los espectáculos más grandiosos que un astrónomo de trinchera puede disfrutar es el baile cósmico que algunos planetas realizan al hacerse de noche.
0