La contaminación lumínica afecta al cielo nocturno haciendo que las estrellas se «apaguen». Aún tenemos cielos muy oscuros cerca de casa, pero el disfrute de estos cielos podría tener los días contados.
0

La contaminación lumínica de la calle no nos permite ver desde nuestra casa las maravillas del cielo nocturno.
0

Con muchos recursos y tiempo, la humanidad terraformará Marte y los descendientes de los habitantes se considerarán marcianos.
0
sol

George Harrison compuso Here comes the Sun cuando los Beatles ya estaban a un paso de separarse. La canción representa el deseo de seguir adelante, de olvidar el pasado y encarar el futuro con alegría, como el retorno del Sol después del invierno: «Ha sido un largo invierno, frío y solitario... y ahora la sonrisa vuelve a las caras.»
0
Los ojos de Orión

La constelación de Orión destaca en el cielo nocturno del invierno por sus tres estrellas brillantes y en línea. Al final del otoño la vimos, inmensa, saliendo por el horizonte este al caer la noche. Cuando se acabe el invierno la veremos bajar hacia el oeste en las primeras horas del atardecer. Nos ofrece una bella vista, pero la mitología nos cuenta una historia muy diferente.

0
salvemos la luna

«El interés por la explotación de los recursos de nuestro satélite se intensifica», lamenta Enric Marco. Y se pregunta: «Protestaremos para conservar este patrimonio cultural o, como siempre, nos quedaremos a la Luna de Valencia?»
0

Uno de los espectáculos más grandiosos que un astrónomo de trinchera puede disfrutar es el baile cósmico que algunos planetas realizan al hacerse de noche.
0