El tiempo en el huerto

Un componente muy importante del trabajo de los agricultores es la previsión de las tareas al aire libre. La organización oportuna de las labores y cosechas al raso pide optimizar el uso de los recursos y las tareas en función del tiempo previsto. Es una actividad que no se acaba: el labrador todavía no ha levantado un cultivo en su huerto y ya está preparando las tareas del siguiente, y tiene que tomar continuamente decisiones lo más acertadas posible.

huerto

Foto: Josep Roselló

En nuestro huerto nos libramos de la necesidad de vivir de las cosechas y podemos pensar solo en la satisfacción personal. Aun así, no nos libramos de un gran condicionante: el clima local y la variabilidad del tiempo que tanto determina nuestro éxito. Desde siempre, el agricultor ha buscado referencias sólidas para tomar decisiones adecuadas en relación con el día a día, en especial en cuanto al tiempo atmosférico. Cualquier mala elección puede ser una catástrofe; es lo que tiene trabajar al aire libre.

La experiencia de observaciones personales acumuladas, año tras año, nos da algunas pautas de acción, pero con garantías limitadas. Si vamos más lejos todavía, la experiencia de muchas generaciones ha quedado recogida en el conocimiento oral tradicional, condensado en dichos y refranes agrarios que han sido consultados y observados de siempre. Y si buscamos información escrita, la verdad es que los manuales de agricultura no se han leído mucho en el medio rural. Sí que tuvo, sin embargo, un éxito incuestionable el famoso Calendario Zaragozano, leído, buscado y citado por labradores de todo tipo. Todavía se busca el Zaragozano, a pesar de la escasa fiabilidad de sus previsiones meteorológicas. Sin embargo, también adjunta las fases lunares, una compilación de dichos agrarios y una relación de ferias y mercados agrarios, lo que ya lo hace un poco más útil.

Volviendo a los refranes propios, en la fraseología del valenciano destaca la temática agrícola, reflejo de la base económica de la mayoría de la población en épocas precedentes. Así, tenemos centenares de refranes, dichos, proverbios, aforismos y sentencias del mundo rural que encontraremos en cualquier refranero. En lo referente a los dichos del tiempo, todavía hoy en día podemos discernir algunos consejos de utilidad, siempre con la prevención de considerar la variabilidad de los fenómenos meteorológicos y los efectos innegables del cambio climático. Tenemos que discernir los de carácter general para el Mediterráneo como: «El ponent la mou i el llevant la plou», «Cel a borreguets, aigua a canterets», «Gelada que dura, pluja segura», «Trons al març, fred abril i maig», «Vent de ponent, post el sol, post el vent», «Quan bufa el garbí, l’aigua ja és aquí», de aquellos más locales, como «Quan la Murta fa capell, pica espart i fes cordell» ligado a la comarca valenciana de la Ribera del Xúquer, donde se encuentra la sierra de la Murta (o «Quan Montgó té caperó i Segària mantell, guarda’t d’ell» para la gente de la Marina).

«En la fraseología del valenciano destaca la temática agrícola, reflejo de la base económica de la mayoría de la población en épocas precedentes»

El uso de estos refranes entre los agricultores ha caído mucho, entre otros motivos por los avances en la previsión meteorológica hecha con cimientos científicos y retransmitida por radio y televisión. Las nuevas tecnologías, como por ejemplo los satélites meteorológicos, los radares, los nuevos sistemas de comunicación, los grandes ordenadores, pero también la gran cantidad de observatorios y estaciones automáticas esparcidas por todo el mundo, han permitido elaborar nuevos modelos conceptuales que dan predicciones muy fiables a tres y hasta a diez días, y que, junto con los estudios del clima local, permiten mejorar la calidad de los pronósticos.

Pero siempre nos quedará el buen hábito de levantar la mirada al cielo para observarlo y, recordando los dichos de nuestros antepasados, avanzar nuestro pronóstico, que compararemos con la información de los informativos, para finalmente tomar las decisiones oportunas para nuestro huerto.

© Mètode 2020 - 105. Estándares - Volumen 2 (2020)

Técnico agrícola. Estación Experimental Agrícola de Carcaixent.