Crema hidratante

119d-80

Gabinet de Didàctica del Jardí Botànic de la Universitat de València

Crema: emulsión semisólida de aplicación farmacéutica y cosmética. Esta es nuestra propuesta para este número, una crema elaborada con cera de abejas, aceite de almendras y manteca de cacao. Con productos naturales de origen animal y vegetal, que son la base de los talleres que proponemos en el Gabinete Didáctico del Jardín Botánico. Los productos naturales representan un tipo de cosmética adecuada para aquellas personas que sufren alergias, tienen sensibilidad en la piel u otros tipos de intolerancia a los productos tradicionales del mercado. Y además son sustancias sostenibles y limpias, sin residuos perjudiciales para el medio ambiente.

En primer lugar, nos fascinan las ceras, sustancias extraordinarias, con propiedades que los vegetales aprovechan, como una película que evita la desecación de la piel. Aunque pueden tener diferentes orígenes, la más conocida es la de origen animal, la cera de abejas, pero también las hay vegetales. Existe una cera vegetal muy interesante, no tan famosa como la de abejas pero de uso muy extendido. Es la cera de carnauba, que se extrae de las hojas jóvenes de Copernicia prunifera, palmera conocida en Brasil como el árbol de la vida, de gran importancia comercial, entre otras, en la industria alimentaria, por ejemplo en el recubrimiento de los tan conocidos Lacasitos. En farmacia la cera de abeja se aprovecha por sus características antibióticas, y antiguamente con ella se fabricaban velas y artículos de decoración. Actualmente tan solo se hacen velas de esta cera para usos selectos, aunque tienen la ventaja de que cuando se queman no dejan ningún residuo.

119abc-80

Gabinet de Didàctica del Jardí Botànic de la Universitat de València
Materiales necesarios para elaborar crema hidratante natural. De izquierda a derecha: cera de abeja, aceite de almendra y manteca de cacao. Son sustancias sostenibles y limpias, sin residuos perjudiciales para el medio ambiente. 

El aceite de almendras es otro producto natural muy interesante, que ha sido utilizado desde siempre. Los aceites de las semillas vegetales son similares en tamaño y estructura a los glóbulos de grasa de la leche, de aquí vienen sus propiedades: en la piel se comporta cubriéndola con una película hidrolipídica que facilita la hidratación. Se extrae de las almendras (los frutos de Prunus amygdalus), tanto si son dulces como amargas. El contenido de aceite de las almendras secas va del 50 % al 65 %, pero en algunos casos de almendras amargas es solo del 20 %. El aceite de almendras dulces se utiliza mucho en aromaterapia y en el cuidado del pelo. La piel absorbe fácilmente este aceite. Combate el picor y la inflamación y alivia casi instantáneamente el dolor muscular.

«La cosmética natural es adecuada para aquellas personas que sufren alergias, tienen sensibilidad en la piel u otros tipos de intolerancia»

La manteca de cacao, también llamada aceite de Theobroma, representa entre el 50 % y el 60 % del peso total de la semilla de cacao y no contiene teobromina. Después de tostar las semillas, se muelen y se prensan para separar el polvo de cacao de la manteca. Este es el único componente del cacao utilizado en la fabricación del llamado chocolate blanco. La manteca tiene un punto de fusión ligeramente inferior a la temperatura corporal, lo que la convierte en una base perfecta para el lápiz de labios y otras cremas.

Actividad: crema hidratante

Con estas maravillosas sustancias, os proponemos nuestra actividad: elaborar una crema hidratante para la piel, las manos o los labios.

Materiales

—Cera de abeja natural (5 g).
—Aceite de almendras dulces (25 ml).
—Manteca de cacao (2,5 g).
—Aceite esencial de lavanda, romero, salvia o tomillo (a escoger).
—Varios frascos de vidrio (aprovechad para reciclar).
—Una cuchara de madera.
—Un recipiente grande de vidrio para poner al baño maría (como será difícil de limpiar, podéis utilizarlo de reciclaje).
—Una cacerola para el baño maría.
—Agua.

Preparación

—Rayad la cera de abeja y la manteca de cacao.
—Ponedla en el recipiente de vidrio grande.
—Añadid el aceite.
—Poseu el recipient al bany maria.
—Removed hasta que esté todo disuelto y bien mezclado.
—Apartad del fuego.
—Enfriad un poco y añadid las gotas de esencia.
—Verted en los frascos y dejad enfriar antes de cerrar.

Indicaciones

Como es muy sencilla de preparar, no hace falta que hagáis demasiada, aunque tarda en deteriorarse. También podemos mantenerla en el frigorífico. Esta crema natural hidratante podemos gastarla en cualquier momento del día para las manos o los labios. No es necesario ponerse mucha, pero sí restregársela muy bien para extenderla.

Esta actividad se puede ver en vídeo en Mètode TV
cremaTVmenuda

© Mètode 2014 - 80. La ciencia de la prensa - Invierno 2013/14

El Gabinet de Didàctica del Jardí Botànic de la Universitat de València el componen Mª José Carrau, Pepa Rey i Olga Ibáñez.