«Flora amenazada y de interés del Parque Natural de la Serranía de Cuenca», de Miguel Ángel Gómez Serrano y Olga Mayoral García-Berlanga

102b-80
Flora amenazada y de interés del Parque Natural de la Serranía de Cuenca
Miguel Ángel Gómez Serrano y Olga Mayoral García-Berlanga
Red de Áreas Protegidas. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Cuenca, 2013. 361 páginas.

El conocimiento de la biodiversidad es una tarea magna que va avanzando muy poco a poco. A pesar de su importancia para comprender mejor las cualidades de la vida y el proceso evolutivo, más allá de su valor en términos económicos, mucho más fáciles de defender, las líneas de investigación relacionadas no suelen aparecer entre las prioritarias que establece la política científica oficial. Esta carencia conduce a la reducción progresiva de especialistas cualificados para desarrollar esta tarea y a la escasez de profesionales con una formación suficiente para redactar los estudios ambientales ineludibles para minimizar los impactos sobre el medio natural. Con esta realidad, es muy grato descubrir que hay quien se resiste a dejarse llevar por esta tendencia y orienta su trabajo a descubrir el patrimonio natural que atesora nuestro entorno. Sin embargo, además completan su empresa compartiendo los resultados de su esfuerzo. Cuando estas iniciativas encuentran el necesario apoyo institucional, el proceso puede cerrarse para avanzar en el conocimiento y promover su divulgación. Precisamente, esta flora de la Serranía de Cuenca es un ejemplo excelente que confirma estas palabras: una investigación exhaustiva de un extenso parque natural que se convierte en una obra ejemplar de divulgación botánica, con el apoyo económico de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Hojear sus páginas, magníficamente ilustradas en todos sus apartados, me hace recordar la tan repetida frase, y no por eso menos válida, del conservacionista senegalés Baba Dioum: «Al final, solo conservaremos lo que amemos, amaremos solo lo que entendamos y solo entenderemos lo que nos enseñen.» La cuidada selección fotográfica permite al naturalista aficionado o a cualquier persona implicada o interesada en la conservación de este espacio protegido identificar con facilidad las especies botánicas más valiosas y reconocer los diferentes hábitats presentes en el territorio. Precisamente, estos son el elemento organizador de toda la riqueza de especies amenazadas y de interés presente en el Parque Natural. El agrupamiento de las fichas descriptivas de las plantas según el tipo de ecosistema donde viven normalmente (bosques, matorral, pastos y prados, riscos y rocas o riberas fluviales y ciénagas) es, sin duda, el criterio más acertado para facilitar la identificación de cualquier planta desconocida que pueda encontrarse por la zona. En definitiva, una presentación atractiva que invita no solo a adentrarse en el estudio del propio libro, sino que también es una llamada a descubrir este espacio natural, localizado en el cuadrante nororiental de la provincia, a poco más de 20 km del Rincón de Ademuz. Finalmente, los textos descriptivos de los diferentes ambientes y de cada una de las especies, localizadas con una cartografía actualizada de su distribución en el parque, son el complemento adecuado para redondear este trabajo botánico y editorial que debe convertirse en una herramienta básica.

© Mètode 2014 - 80. La ciencia de la prensa - Invierno 2013/14

Conselleria de Territori i Habitatge, Generalitat Valenciana.