«La ciencia es sexista y el sexismo puede costar vidas»

«Cuando hablamos de ciencia con perspectiva de género lo que estamos pensando es que cualquier investigación debe contemplar las mujeres en todo el proceso: en el diseño de la investigación, en la misma investigación e incluso en la difusión de los resultados», explica Capitolina Díaz. La ciencia con perspectiva de género es la protagonista del nuevo número de Mètode y, también, de esta conversación entre la socióloga y coordinadora del monográfico, el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño, y la vicerrectora de Investigación y Política Científica, Pilar Campins.

¿Es machista la ciencia? Antonio Ariño afirma que sí, «tanto en su ejecución, porque predominantemente ha sido hecha por hombres, como en los contenidos». ¿Cuáles son los ejemplos más claros de sexismo en la investigación? Para Pilar Campins se pueden destacar los estudios clínicos, ya que «hasta hace unos años la población que se elegía no incluía mujeres, eran todo hombres.» Capitolina Díaz cita las enfermedades del corazón y los errores de diagnóstico y explica que «este es un ejemplo bastante cruel de que la ciencia es sexista y cómo el sexismo puede costar vidas ». ¿Cómo se abordan las desigualdades desde la Universitat? ¿Qué son los micromachismos? De todo esto y más hablan las tres personas invitadas a participar en esta conversación.