Fuencisla Francés

Fuencisla Francés (Segovia, 1954) realiza un proceso creativo inverso en sus obras: una vez pintadas las desmenuza, y con esos fragmentos construye una nueva obra. El resultado es un collage que proviene de esta creatividad destruida. Para crear, Fuencisla necesita destruir. Es en esta ambivalencia del proceso creativo donde está buena parte de su energía, y lo que quizá nos seduce más. Estas obras destruidas y reconstruidas se presentan como un estallido, como una imagen calidoscópica, como algo en expansión. A mí me parece un cosmos, unos instantes después del big bang, cuando todo nace de la nada, con una magia cautivadora. Pero otros descubren la naturaleza, los árboles, las hojas, una visión idílica del bosque-jardín, un reposo seráfico, de atardecer, de quietud vespertina. Algunos críticos asocian su obra al expresionismo norteamericano, especialmente a las creaciones geométricas de De Kooning, y es muy cierto que Fuencisla tiene esta energía, esta fuerza del creador neozelandés. Pero en su obra al mismo tiempo hay un equilibrio, una paz, un lirismo. Como escribe Juan Ángel Blasco Carrascosa: «Cierto es que la sensibilidad exquisita, el lirismo y la sensualidad, la complementariedad entre lo lleno y lo vacío, la importancia dedicada a los fondos blancos, la ductilidad y delicadeza del trazo, el equilibrio de los elementos, el fondo de quieto silencio que exhalan estas obras elaboradas mediante un idiosincrásico registro estilístico…, son rasgos propios de artistas de talante meditativo, que se sienten, a veces, iluminados por conatos de revelación instantánea e intuitiva sobre la naturaleza de las cosas.» Se trata tan sólo de una percepción, porque estas obras, como ya he dicho, son fruto de la rabia, de la destrucción. He aquí el juego del artista.

Martí Domínguez. Director de la revista Mètode.
© Mètode 64, Invierno 2009/10.

Número 64 (2009/10): La mirada de Galileo

{rokbox album=|1683| text=| |}images/stories/MetodArt/Fuencisla_Frances/01_FUENCISLA-ENCONTRASTE.jpg{/rokbox}{rokbox album=|1683| text=| |}images/stories/MetodArt/Fuencisla_Frances/03-FUENCISLA-VANO.jpg{/rokbox}{rokbox album=|1683| text=| |}images/stories/MetodArt/Fuencisla_Frances/02-FUENCISLA-SINLIMITE.jpg{/rokbox}{rokbox album=|1683| text=| |}images/stories/MetodArt/Fuencisla_Frances/04-SONIDO-SONIDO.jpg{/rokbox}{rokbox album=|1683| text=| |}images/stories/MetodArt/Fuencisla_Frances/05-FUENCISLA-HORIZONTAL.jpg{/rokbox}
Fuencisla Francés. En contraste, 2009. Soporte de tela, collage de tela, 160×230 cm. Fuencisla Francés. Apertura, 2009. Soporte de tela, collage de óleo sobre papel, 115×146 cm. Fuencisla Francés. Sin límite, 2009. Soporte de tela, collage de óleo sobre papel, 115×115 cm. Fuencisla Francés. Sonido, 2009. Soporte de tela, collage de óleo sobre papel, 75×75 cm. Fuencisla Francés. Horizontal, 2009. Soporte de tela, collage de óleo sobre papel, 115×146 cm.
© Mètode 2011