«Herrera’s ‘Plasmogenia’ and other collected works», de Henderson James Cleaves, Antonio Lazcano, Ismael Ledesma Mateos, Alicia Negrón-Mendoza, Juli Peretó y Ervin Silva

Un viaje exótico por la biología y el origen de la vida

Herrera’s ‘Plasmogenia’ and other collected works
Early writings on the experimental study of the origin of life
Henderson James Cleaves, Antonio Lazcano, IsmaeLedesma Mateos, Alicia NegrónMendoza, Juli Peretó y Ervin Silva
Springer. Berlín, 2014. 209 páginas.

Día a día encontramos noticias que nos informan de las nuevas gestas en la conquista del espacio exterior: cambios constantes en los habitantes de la estación espacial internacional, proyectos de habitabilidad del planeta Marte e incipientes exploraciones a Júpiter. En cambio, el libro Herrera’s ‘Plasmogenia’ and other collected works nos habla del «espacio interior», de la biología que rige el funcionamiento de nuestras células y de la que, hipotéticamente, existió en las primeras formas de vida. Pese a la impresionante plantilla de autores de este libro editado por la editorial Springer (entre los que encontramos a Antonio Lazcano, investido recientemente doctor honoris causa por la Universitat de València, y Juli Peretó, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de esta universidad), quien realmente te habla, lector, es Alfonso Luis Herrera, científico mexicano de la primera mitad del siglo xx. El libro es, de hecho, una traducción al inglés de tres de las principales obras de Herrera: Nociones de biología, Plasmogeny y La plasmogenia: Nueva ciencia del origen de la vida. De estas, solo Plasmogeny había sido publicada previamente en lengua inglesa.

La parte más extensa del libro corresponde a Nociones de biología, una recopilación de información general sobre biología para estudiantes universitarios, con fuertes matices de otras áreas de conocimiento como la cosmología o la termodinámica. Hay que reconocer que Nociones de biología no es una obra fácil de leer. Tienes que tener en cuenta, lector, que pasarás rápidamente de las explicaciones básicas sobre la clasificación de los organismos vivos a revisar los principios básicos de la termoquímica. Sin embargo, a pesar del caos con el que te puedes encontrar, te impresionarán elementos de valor incalculable, como las ilustraciones –a menudo dibujadas a mano por el propio Herrera– que acompañan esta parte.

Mucho más breve –y tal vez más fácil de leer– es la última parte de este compendio, donde podemos encontrar las obras de Herrera sobre la plasmogenia. Con este término se engloban los estudios experimentales sobre el origen del protoplasma (en palabras del autor, «una mezcla de agua y sustancias […] que llena la célula»), y también sobre el origen de la vida. Herrera fue uno de los actores principales en el desarrollo de la plasmogenia, y en su obra podemos encontrar interesantes descripciones de los «sulfobios», microestructuras capaces de reproducir algunas características de las células, generadas a partir de reacciones fisicoquímicas entre el agua y otros compuestos orgánicos, y sobre el papel que este tipo de reacciones podrían haber tenido en el origen de las células primitivas.

Tras leer Herrera’s ‘Plasmogenia’ and other collected works, no puedo estar más de acuerdo con los autores: la obra de Herrera merecía ser traducida y republicada. Aun tratándose de un científico antiguo, su habilidad para entender el mundo biológico desde un punto de vista global y la minuciosidad de la información recogida en sus textos son difíciles de encontrar en los científicos modernos. Todo un acierto, haber rescatado sus obras del olvido para la historia de la ciencia.

© Mètode 2016 - 91. SheScience - Otoño 2016

Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva (UV).