«Maria Sibylla Merian» de Sara B. Pomeroy i Jeyaraney Kathirithamby

Una naturalista adelantada a su tiempo


Maria Sibylla Merian: Artist, Scientest & Adventurer

Sara B. Pomeroy i Jeyaraney Kathirithamby  
Getty Publications. 
Los Angeles, 2018. 96 páginas.

Maria Sibylla Merian fue una mujer extraordinaria. Hija del grabador y editor Mattheus Merian, nació en Fráncfort en 1647. Aunque su padre murió cuando ella tenía tres años, el entorno familiar pronto la llevó a dibujar y a grabar plantas y animales. A los dieciocho años se casó con el pintor de Nuremberg Johann Andreas Graff, con el que tuvo dos hijas. Los primeros dibujos de flores y orugas de mariposas de Maria Siby-lla se imprimieron en Nuremberg en 1669 y en 1683. En 1684 se separó de su marido y se fue a los Países Bajos, siguiendo la iglesia del hugonote Jean Labadie. Entre 1713 y 1717, mientras vivía en la provincia holandesa de Friesland, apareció la traducción holandesa de su obra sobre flores y orugas. En Ámsterdam, Maria Sibylla visitó el gabinete de Nicolaas Witsen, burgomaestre de la ciudad y presidente de la Compañía de las Indias Occidentales, y quedó impresionada por la belleza de los insectos que Witsen conservaba disecados procedentes de Surinam. La impresión tuvo que ser tan fuerte que tomó la decisión (casi heroica para una dama de 52 años del siglo xvii) de ir a Surinam a dibujar insectos en su medio natural. Así pues, en junio de 1699 se embarcó para Surinam, donde permanecería hasta junio de 1701.

De la estancia a Surinam se trajo una colección de espléndidos dibujos de insectos, sesenta de los cuales fueron publicados en su famosa obra Metamorphosis insectorum surinamensium, estampada en Ámsterdam en 1705. La mayoría de los dibujos representan especies de lepidópteros, incluyendo todas las fases del ciclo biológico y la planta nutricia. Cada dibujo, con su explicación correspondiente, es una verdadera lección de ecología basada en imágenes maravillosamente realistas, que contrastan con los estáticos «retratos» de insectos que hacían los entomólogos de la época. Maria Sibylla puede ser considerada también una pionera en los estudios de la metamorfosis de los insectos (palabra que ya aparece en el título de su libro), por el cuidado estudio de las diferentes fases del ciclo biológico de diversas especies, hemimetábolas y holometábolas. De vuelta a los Países Bajos, Maria Sibylla Merian se estableció en Ámsterdam, donde continuó dibujando y pintando hasta 1714, año en el que padeció un ataque al corazón y quedó parcialmente paralizada. Murió en 1717, probablemente en Leiden.

El libro editado por Getty Publications viene firmado por Sarah B. Pomeroy, profesora de Estudios Clásicos e Historia en la City University de Nueva York, y pionera en el campo de la historia de la mujer, y Jeyaraney Kathirithamby, entomóloga del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford, y especialista mundialmente conocida en insectos estrepsípteros. En 96 páginas resumen la vida y obra pictórica y entomológica de Maria Sibylla Merian, de una forma llana y amena. La belleza de las 116 ilustraciones a todo color, la mayor parte reproducciones de los dibujos de Maria Sibylla, hacen del libro una pequeña obra de arte. Para confirmarlo, el libro ha sido ganador del prestigioso Moonbeam Gold Award, en la sección de libros de no ficción, en la edición de 2018. Un libro imprescindible para personas con un mínimo de sensibilidad, amantes de la naturaleza y de las biografías de personas excepcionales.

© Mètode 2019 - 100. Los retos de la ciencia - Volumen I (2019)

Doctor en Física i periodista científic (Barcelona).