«Testosterona rex» de Cordelia Fine

El mito de la testosterona


Testosterona Rex

Cordelia Fine
Traducción de Ana Pedrero.
Paidós.
Barcelona, 2018. 292 páginas.

En los últimos años son muchos los libros que se han ocupado de la ciencia desde una perspectiva de género, poniendo el énfasis en la infrarrepresentación e infravaloración de las mujeres, pero también ofreciendo otras visiones del papel de la ciencia a la hora de entender las diferencias entre los sexos. En 2010, Cordelia Fine publicaba Delusions of gender, traducido al castellano como Cuestión de sexos, en el que la psicóloga de la Universidad de Melbourne acuñaba el término neurosexismo para referirse al mal uso de la neurociencia para justificar los estereotipos de género. Ahora, la autora vuelve con un libro no menos polémico, Testosterona rex, donde se centra en una hormona que se ha venido representando como un elemento definitorio de los comportamientos típicamente masculinos.

Para Fine, existe una tendencia a justificar las desigualdades de género en ciertos ámbitos con el argumento de que «son naturales», un fenómeno que ella denomina Testosterona rex (término que toma prestado del neurobiólogo y divulgador Richard C. Francis). Así, si los hombres consiguen ascender más que las mujeres en sus puestos de trabajo no tendría sentido buscar detrás una discriminación por razón de sexo, sino que este hecho vendría dado por una mayor competitividad y agresividad masculina, tras las cuales encontramos la conocida hormona. Y es aquí donde Fine carga toda su argumentación, en que la testosterona se puede esgrimir como la última causa de la desigualdad entre hombres y mujeres, de manera que aceptemos muchas situaciones sociales o culturales como naturales. Avanzándose a muchas de las críticas que ha recibido el libro desde algunos sectores de la biología, Fine se encarga de subrayar en diversas ocasiones que «rechazar la perspectiva de Testosterona rex no implica negar la evolución, las diferencias o la biología».

A lo largo del libro, y a través del trabajo de diversos investigadores e investigadoras y de estudios sobre diferentes especies, Cordelia Fine se dedica a desmontar una visión sesgada del comportamiento humano, en el cual podemos encontrar una gran variedad de conductas y formas de actuar en función del individuo pero también de la sociedad donde este se ha desarrollado. ¿Qué hay detrás de frases como «las chicas son así» o «son cosas de chicos»? ¿Qué chicos y qué chicas? se pregunta Fine, que apunta a la configuración del individuo como un mosaico de diferentes comportamientos «masculinos» y «femeninos» alejada de la categoría binaria con la que acostumbramos a enfrentar el mundo. La autora no pone en duda el papel de la testosterona en el comportamiento, pero nos obliga a preguntarnos en alguna ocasión si esta es consecuencia o causa de los comportamientos sociales. Y pone el ejemplo de culturas en las que la norma es la dedicación de los padres al cuidado de los hijos, en la que estos hombres tienen niveles de testosterona menores que los padres de otras culturas en las que la dedicación parental es mínima.

En definitiva, un libro que no deja indiferente, redactado con una gran dosis de humor, y que nos servirá, como mínimo, para replantearnos y reflexionar sobre aquellos comportamientos que tan a menudo tenemos interiorizados como naturales.

© Mètode 2019 - 101. La memoria de los huesos - Volumen II (2019)

Jefa de redacción de Mètode.