El universo violento

Astrofísica de altas energías y cosmología en el siglo XXI

Vemos el cielo admirando su regularidad y estabilidad, su aparente inmutabilidad. Siempre lo hemos hecho así; no en vano los seres humanos siempre se han sobresaltado cuando han observado algún cambio producido en el cielo, asociándolo a estados de ánimo de divinidades o a presagios. Y entonces, a estos cambios quizá los llamaran «cometa», aunque se tratase, por ejemplo, de una explosión supernova, como ocurrió en el siglo XVI con la supernova de Tycho.

En la actualidad, el desarrollo de la ciencia y la tecnología nos permite observar el cielo no solo con nuestros ojos, limitados a la «luz visible», sino también en todas las bandas del espectro electromagnético. Además, somos capaces de detectar los neutrinos que nos llegan, y, desde hace poco, incluso las esquivas ondas gravitatorias, tan difíciles de medir. La información que nos aportan estos diferentes canales no es precisamente la de un cielo estable y tranquilo. Más bien al contrario, la realidad es terrible y espeluznante. Por tanto, si vemos el cielo como un lugar tranquilo es porque nuestro entorno, por suerte, lo es. Más allá está el universo violento.

El presente monográfico pretende acompañar al lector en un viaje por los escenarios más extremos del cosmos y por las grandes cuestiones que aún nos plantean, tanto desde una perspectiva global cosmológica, como de la particular de cada caso, sin olvidar consideraciones filosóficas y artísticas. Estimado lector, confiamos en que los artículos recopilados en este monográfico despierten tu curiosidad y, como dijo el poeta, te descubran «un puerto que tus ojos ignoraban».

© Mètode 2017 - 92. El universo violento - Invierno 2016/17

Investigador del Departamento de Astronomía y Astrofísica, Universidad de Valencia.