La conquista de las pantallas

Una televisión cada vez más ambiental

En marzo de 2010 moría el gran escritor vallisoletano Miguel Delibes Setién. Este excelente novelista del mundo rural y periodista ambiental fue muy versado en la fauna y la flora de su territorio. Y así lo dejó reflejado en obras como El camino, Diario de un cazador, Las ratas o Mis amigas las truchas. En una de las muchas noticias biográficas que los informativos de televisión dedicaron a Delibes se recordaba un breve fragmento en el que el escritor pedía que la prensa no dejara nunca de informar sobre el campo y la naturaleza. Sin duda no se refería solamente a los medios de comunicación escritos sino también a la radio, a los medios modernos que habitan en la red y a la televisión.

«Los canales privados no dedican ni un minuto de su programación a los espacios ecológicos, ambientales, verdes o como se les quiera llamar»

¿Dónde habita la televisión ambiental?

Si damos una ojeada general a los menús ambientales que ofrecen los diferentes canales de televisión en España encontramos en seguida un primer elemento diferenciador. Los canales privados no dedican ni un minuto de su programación a los espacios ecológicos, ambientales, verdes o como se les quiera llamar. Los únicos programas consagrados a la información sobre el medio ambiente los encontramos en las parrillas televisivas de los canales públicos, tanto de ámbito nacional como autonómico. Ejemplos como El escarabajo verde, de La 2 de TVE; El medi ambient, de TV3; Espacio protegido, de Canal Sur 2 Andalucía, o Medi ambient, de Punt 2 de RTVV, demuestran que el hecho de dedicar espacio y tiempo a los programas de naturaleza, de ciencia o de ecología partiendo de una clara especialización es inteligente y rentable para las empresas informativas, tanto públicas como privadas.

66-66

Los programas de medio ambiente arrastran a miles de espectadores fieles que buscan información sobre la naturaleza y los entornos rurales. En estas imágenes vemos diferentes momentos de grabación del programa Medi ambient de Punt 2 (TVV). / J.Moya. A. Campos

Todos estos programas arrastran semanalmente miles de espectadores fieles a la información ambiental de calidad. Para demostrarlo ofrecemos dos ejemplos. El escarabajo verde reúne cada semana alrededor de 700.000 espectadores (en 1997, primer año de emisión, sobrepasó el millón) y el espacio informativo El medi ambient, de TV3, tiene una audiencia media de unos 340.000 espectadores. Cada uno se ofrece en una franja horaria diferente. El programa de La 2 de TVE se emite el jueves a las 19.30 horas, aún lejos de los horarios reservados para conquistar a la audiencia masiva. Por el contrario, el espacio de TV3 se emite de lunes a viernes a las 14.20 en la zona limitada a acoger la máxima audiencia posible. Ambos programas suman una cantidad de teleespectadores tan destacada que debería hacer pensar a más de un gestor de contenidos televisivos en la importancia de programar más información ambiental.

La verdad es que estos espacios continúan ofreciéndose, por regla general, en segundas cadenas y, en ocasiones, en horarios extremos que no son de máxima audiencia. Pero también eso explica su éxito. «Posiblemente no estemos hablando, en el caso de la televisión, de productos de máxima audiencia, pero sí de productos con suficiente audiencia y, en el caso de las televisiones públicas, de productos que, además, satisfacen esta demanda desatendida que se vincula a cuestiones vitales para la ciudadanía», afirma José María Montero, director del programa informativo Espacio protegido de Canal Sur 2 Andalucía. Buena parte de los periodistas ambientales consultados que trabajan en televisión coinciden en que existe un interés evidente del público por este tipo de información, pero que aún hoy en día las televisiones privadas no han sido capaces de apreciarlo. Como puntualiza Xavier Duran, director del programa El medi ambient de TV3: «En otras cadenas, la situación es desigual, pero algunas no muestran ningún interés por los temas ambientales de fondo y a menudo se quedan en la anécdota o el tratamiento sensacionalista. Lo que echo en falta es que no esté más presente en algunos debates de fondo y que entre los analistas y tertulianos habituales no haya personas relacionadas con los temas científicos y ambientales».

«Año tras año asistimos a una demanda insatisfecha de los ciudadanos por lo que respecta a estos temas. Los asuntos de carácter ambiental inquietan y atraen a la opinión pública»

Ciertamente, la mayor parte de los gestores de los canales tanto privados como públicos que compiten en la amplia oferta televisiva que encontramos en la TDT están dejando pasar una nueva oportunidad de ofrecer este tipo de programas. La información ambiental puede competir al mismo nivel con cualquier otra parcela de la información. Así lo reconoce, por lo menos, Fèlix Tena, coordinador del programa Medi ambient de TVV: «Las cadenas generalistas, con variedad de programación de entretenimiento, informativos, películas, etc., pretenden ofrecer los contenidos que más audiencia puedan tener sin arriesgarse demasiado, apostando, como es natural en un mundo tan competitivo como el audiovisual, por programas con respuesta segura por parte del espectador. Pero muchas veces olvidan que la opción más sencilla es quizá la más rentable. Basta recordar que, cuando tan solo había una televisión en España, El hombre y la Tierra triunfaba en horario de máxima audiencia.»

La naturaleza rural y el entorno urbano interesan cada vez más a la sociedad porque las ciudades se llenan de gente y de nuevos problemas, mientras que los pueblos se quedan sin vecinos y con una auténtica sensación de abandono. La ecología urbana, como puede ser el reciclaje de las basuras, la contaminación del aire que respiramos, la contaminación lumínica y acústica de las ciudades, la calidad y la escasez del agua que consumimos y todos los problemas derivados del cambio climático, se encuentra cada vez más presente en la mente de los individuos que conforman la sociedad. Año tras año asistimos a una demanda insatisfecha de los ciudadanos por lo que respecta a estos temas. Los asuntos de carácter ambiental inquietan y atraen a la opinión pública. Sin ir más lejos, en los barómetros de opinión que realiza periódicamente el Centro de Investigaciones Sociológicas, el CIS, los problemas medioambientales aparecen como una de las principales preocupaciones que existen actualmente en España, al mismo nivel, incluso, que la sanidad, el racismo o la violencia contra la mujer. En definitiva, las televisiones generalistas deberían atender esta otra realidad demandada por la ciudadanía.

68-66

En los programas de medio ambiente se conciencia al público sobre la necesidad de conservar nuestro entorno natural. Además de acercar al espectador al propio medio que le es cercano, estos programas también ofrecen espacios sobre entornos exóticos o lejanos. Estas imágenes muestran al equipo del programa Medi ambient, durante el rodaje del documental El río rosado en el Amazonas. / A. Campos. J. García Robles

 El origen de la televisión ambiental

Básicamente a partir del año 1997, en el panorama televisivo español surgieron una serie de programas que establecieron las bases de lo que hoy conforma la información ambiental televisiva especializada. Evidentemente no podemos dejar de recordar la serie pionera de la información ambiental y de naturaleza en España: El hombre y la Tierra, que respondió a unas necesidades concretas de la época. Precisamente este año se cumplen treinta años de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente, un gran comunicador ambiental. Entonces España era el país más rico de Europa en cuanto a fauna y flora, pero pocos conocían esta diversidad que tenían a las puertas de casa. La gente del mundo rural, pero también la de la urbe, hablaba de «maleza» para referirse a las malas hierbas que le molestaban y «alimañas» para hablar de cualquier bicho de pelo o pluma que perjudicara la caza o sus animales domésticos.

«El hombre y la Tierra, de TVE, con unos magníficos e inteligentes guiones, marcó un antes y un después en la información especializada de naturaleza y medio ambiente»

El hombre y la Tierra de TVE, a través de unos magníficos e inteligentes guiones, marcó un antes y un después en la información especializada de naturaleza y medio ambiente. La conciencia conservacionista arraigó en muchos teleespectadores de aquella época. Algunos de ellos, como Luis Miguel Domínguez, Joaquín Araujo o Carlos Sanz, se han dedicado en cuerpo y alma a la divulgación ambiental mediante series documentales y otras experiencias audiovisuales. Después del éxito obtenido por El hombre y la Tierra llegaron otros pioneros de la divulgación ambiental, como Jacques Cousteau y su Mundo submarino o un botánico llamado David Bellamy que nos hablaba del mundo secreto de las plantas. Poco a poco desembarcaron en el segundo canal de la televisión pública española series documentales de la BBC, National Geographic y Discovery Channel que tanto han hecho por nuestra siesta. Gracias a estas producciones ajenas lo sabíamos casi todo sobre la fauna africana y la gran sabana.

La huella de ‘El escarabajo verde’

Tuvieron que pasar muchos años para que apareciera el primer programa de difusión nacional sobre información ambiental de actualidad. Fue El escarabajo verde, de TVE, que nació en la primavera de 1997. Este espacio, de media hora de duración, trata temas sobre el medio ambiente y la ecología por medio del reportaje y el documental. El objetivo es llegar a un público amplio y, quizá, no muy especializado en estos temas. El programa tiene trece años y se emite los jueves a las 19.30 horas. En TV3 el microespacio paradigmático de la información ambiental, El medi ambient, ha cumplido dieciocho años en antena de manera ininterrumpida. Su director, Xavier Duran, piensa que el formato reducido ayuda a enganchar a los espectadores: «Creo que el formato de 3 minutos situado en una buena franja horaria facilita la audiencia y no presenta tanto riesgo de cansar al espectador.» ¿Sería posible un programa como El medi ambient sin un patrocinador? Xavier Duran lo tiene muy claro después de dieciocho años con el mismo patrocinador: «Si no hubiese patrocinador, significaría una pérdida importante de ingresos, pero creo que Televisió de Catalunya lo mantendría.» El medi ambient de TV3 es un éxito de audiencia, con una media de 340.000 espectadores y una cuota de pantalla cercana al 20%.

El 9 de octubre de 1997 nació el programa Medi ambient de Punt 2 de TVV. La clave del éxito del programa se encuentra en la puerta de casa de los telespectadores, como explica su coordinador, Fèlix Tena: «La clave de la pervivencia en el tiempo quizá es el interés por los contenidos medioambientales, un interés que va creciendo con el tiempo y que evidencia la curiosidad por conocer nuestro entorno, la variedad de nuestras tierras, que muchas veces desconocemos.» Medi ambient utiliza el reportaje de actualidad, las noticias breves y algunas secciones de plantas y árboles en media hora de du­ración.

69-66

Ambas imágenes muestran al equipo del programa Medi ambient, durante el rodaje del documental Sara, la tigresa del Orinoco en el río Orinoco, en Colombia. / Toni Tirado. EDC Natura

En Andalucía encontramos otro viejo conocido de la información ambiental, el programa de 50 minutos Espacio protegido, de Canal Sur 2. Este espacio se emite el sábado a las 20.30 horas. El formato es el de un magazine informativo donde se incluyen reportajes y secciones fijas sobre rutas, educación ambiental con escolares, ciencia, etc. El director del programa, José María Montero, tiene claras las claves del éxito: «En televisión estamos sometidos a ese equilibrio dificilísimo entre información y entretenimiento, y, en el caso de una televisión pública, a estos dos elementos hay que sumar un tercero, el servicio público, que añade un plus de responsabilidad con el que personalmente me siento especialmente cómodo. La combinación proporcionada de estos ingredientes creo que es una de las claves de Espacio protegido».

En España, los programas estrictamente de información ambiental son estos que acabamos de analizar. Evidentemente, entre las televisiones autonómicas hay otros espacios que de una manera transversal abordan la información de medio ambiente y naturaleza. Por ejemplo, encontramos programas de rutas como: La magia de viajar o Chino chano, de Aragón TV; Un lugar para la aventura, de Televisión Castilla-La Mancha o Bidaiak de Euskal Telebista. También se hacen programas que priorizan la información del campo o del mar pero donde la información sobre medio ambiente está presente, como es el caso de Tempero en Aragón TV; De la tierra al mar, en la Siete de la televisión de Murcia y Vivi-lo-mar en TVG de Galicia. En la televisión de las Islas Baleares, IB3, descubrimos Balears salvatge, un programa de documentales para descubrir toda la fauna de las islas. Hay otros programas que tratan estrictamente la ciencia por la ciencia. Incomprensiblemente hay otras televisiones autonómicas que no tienen programas especializados sobre medio ambiente o próximos a este campo informativo, como es el caso de Telemadrid o Televisión de Canarias.

«A partir del año 1997, en el panorama televisivo español surgieron una serie de programas que establecieron las bases de lo que hoy conforma la información ambiental televisiva especializada»

Estamos ante un proceso de extinción continuo. Aparecen algunas especies y desaparecen muchas otras por culpa de las actividades humanas. Algunos científicos denominan esta época que vivimos como la «sexta extinción». De momento aún no se han evaluado los daños ambientales que están provocando todas las especies invasoras. Sí que conocemos la gran cantidad de dinero que está gastándose la administración autonómica y estatal para combatir la fauna ajena. La naturaleza nos hace sentir mejor, nos hace ser personas más sanas, más inteligentes. Un planeta que destruye la diversidad ecológica se convertirá en un mundo más pobre para sus habitantes racionales. La belleza del paisaje tranquiliza y fortalece nuestro ánimo. La naturaleza nos hace sentir más jóvenes, y es muy lógico, porque nosotros no nacimos en un paisaje gris de cemento, hierro y vidrio, sino en paisajes boscosos, en montañas, cerca de los ríos y en valles. Por estos y muchos otros motivos es necesaria una información ambiental de calidad en la televisión que nos toca vivir.

© Mètode 2010 - 66. Onda verde - Número 66. Verano 2010

Periodista especializado en información ambiental del programa Medi ambient, de Punt 2 (TVV).