Pere Puigdomènech

Profesor de investigación del Centro de Investigación Agrigenómica (CSIC-IRTA-UAB-UB) en Cerdanyola (Barcelona). Miembro del grupo permanente de Ciencia y Ética de ALLEA en nombre de la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona y del Institut d’Estudis Catalans.

Es muy probable que los individuos adultos y los más mayores se hayan preguntado siempre cómo se las arreglarán los pequeños que van creciendo para sobrevivir en el mundo que les dejen. En este momento de la historia esta es una pregunta central de nuestros debates y para resolverla no podemos dejar de acudir a la ciencia.  
0

Para celebrar los cien números de Mètode se presentan reflexiones sobre algunos de estos retos, como la producción de energía y alimentos, la ecología, el tratamiento de la información, la modificación genética o la biología sintética.
0

La actividad científica es, en algunos sentidos, tan antigua como la sociedad humana en sí y podemos encontrar individuos dedicados a explorar la naturaleza

0

Algún día la ciencia se acabará. No lo veremos probablemente ninguno de los humanos que vivimos hoy sobre la superficie de la Tierra, pero se puede defender o incluso prever que algún día la actividad científica disminuirá hasta desaparecer o convertirse en otra cosa. Ahora hace diez años, un libro de un periodista americano, John Hogan, lo proclamaba con una argumentación que ha sido muy discutida, sin embargo, aunque sólo sea para recordar si se equivocaba o no, podemos reconsiderar la cuestión.
0