Café, bacterias y redes sociales

Cómo un estudio científico alcanza una gran repercusión mediática

Bacteris i màquines de café

El artículo ‘Las bacterias de las máquinas de café: biodiversidad y colonización de la bandeja de residuos’ (The coffee-machine bacteriome: Biodiversity and colonisation of the wasted coffee tray leach) de Manel Porcar, Cristina Vilanova y Alba Iglesias, ha sido durante meses uno de los más difundidos de la revista Scientific Reports, del grupo Nature. La originalidad ligada a la cotidianidad de un elemento que todo el mundo tiene en casa –una cafetera– ha hecho que el estudio tenga una difusión merecida. Esta investigación nos enseña que en nuestra rutina diaria hay ciencia, y que detrás de la sencillez hay todavía muchas cosas que aprender.

El descubrimiento de estos investigadores del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València, publicado en noviembre de 2015, concluía que hay microbios que sobreviven a la cafeína. El estudio se centraba en las máquinas Nespresso y destacaba que, pese a que el café está en perfecto estado, en el recipiente donde se acumulan las cápsulas de Nespresso vacías y una pequeña parte del agua empleada para hacer el café pueden crecer bacterias, así que hay que mantener la higiene diaria.

La investigación también ha tenido repercusión por ser promotora de un descubrimiento con potencial industrial: la «descafeinización», es decir, el proceso por el que se elimina la cafeína. Puede ser útil para la elaboración de productos descafeinados, pero también para la descontaminación del medio ambiente, ya que la cafeína es uno de los mayores contaminantes que el ser humano lanza a la atmosfera.

El artículo que nos trae estas conclusiones, según datos de Altmetric –empresa que se dedica al análisis de la repercusión mediática de los distintos artículos– ocupa el lugar 87 entre los 200.000 más leídos de todos los periódicos. Además, está entre los 100 con mayor influencia publicados en la revista Scientific Reports. Se han publicado hasta 37 noticias en 31 medios distintos de varios países hablando de esta historia. Entre otros, España, EEUU, Canadá, Reino Unido, Francia, Holanda, Australia y Alemania. El descubrimiento ha recorrido el globo en forma de noticia. Entre los medios más destacados que le han dado cobertura destacarían en España El País y El Mundo, en Francia 20 minutes y Le Parisien, en EEUU The New York Times, y en el Reino Unido Daily Mail.

En la web de la revista Scientific Reports el texto ha llegado a tener hasta 41.714 visitas. Ya hace más de cuatro meses que fue publicado el informe (el 23 de noviembre de 2015), pero siguen subiendo las lecturas. El 4 de diciembre es el día que más repercusión tuvo el artículo –3361 visitas–, coincidiendo con la publicación de doce noticias sobre el tema, que suponían casi un tercio de las publicaciones totales que se han hecho en total.

Respecto a las redes sociales, donde ha tenido una mayor difusión es en Twitter. Ha podido llegar hasta dos millones de usuarios gracias a los 608 que hablaron de las bacterias que se esconden en los residuos del café. Hasta dieciséis páginas de Facebook se han hecho eco, y ocho blogs especializados en ciencia han publicado también sobre el misterio escondido tras el lixiviado del café. La espontaneidad de Internet nos ha permitido ver de la mano la ciencia y el humor gracias a tuits como estos:

Entre broma y broma sobre George Clooney, se encontraban comentarios muy interesantes de expertos y ciudadanos que se involucraban a la conversación:

El gran alcance de la noticia se demuestra con el movimiento que ha tenido en las redes sociales. En cuanto al tratamiento informativo que ha recibido en los medios generalistas, ha sido bastante adecuado, según ha contado Manel Porcar en una entrevista en Mètode TV. Los autores del artículo piensan que, salvo alguna excepción que se ha producido sobre todo en medios extranjeros y poco relevantes, la información sobre los residuos del café ha sido bien transmitida.

© Mètode 2016

Estudiante de Periodismo de la Universitat de València.