Los dinosaurios en el siglo XXI

Unas jornadas reflexionan sobre la influencia de los animales mesozoicos en la cultura y la sociedad

Presentación de las jornadas sobre la influencia de los dinosaurios en el siglo XXI

En las últimas décadas la paleontología de dinosaurios ha experimentado un notable crecimiento en el País Valenciano gracias a que importantes yacimientos de comarcas como Els Ports y Els Serrans han sido trabajados y adecuados mediante continuas excavaciones y actuaciones de diferente tipo. Algunas de las entidades erigidas a la sombra de los importantes yacimientos de dinosaurios valencianos y otros fósiles trabajan ahora más que nunca de manera conjunta con el objetivo de potenciar el patrimonio paleontológico valenciano.

En el marco de la exposición «Els nostres dinosaures» (“Nuestros dinosaurios”), organizada por la Ciudad de las Artes y las Ciencias y la Universitat de València, los días 19 y 20 de octubre se celebraron unas jornadas dedicadas en las tradicionales máximos iconos de la paleontología: los dinosaurios. El simposio se desarrolló siguiendo la línea trazada por los recientes movimientos de las entidades valencianas relacionadas con la paleontología, como la creación de la Red de Museos de Paleontología de la Comunidad Valenciana.

Las conferencias y debates que se escucharon en el auditorio Santiago Grisolía del Museo Príncipe Felipe convocaron a representantes de diferentes esferas de la paleontología: investigadores, divulgadores, así como gestores y profesionales de diferentes instituciones museísticas y paleontológicas. Esta diversidad de ponentes es un reflejo de las temáticas abordadas en las jornadas, que giraron alrededor de la relación entre los fósiles de dinosaurios y las personas, y la visión que han dado las artes –y especialmente el mundo audiovisual– de estos animales.

Dinosaurios de película

Así lo hizo José Luis Sanz, catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid, quién analizó el tratamiento que han recibido los dinosaurios por parte de los medios de comunicación audiovisuales. «Los dinosaurios siempre han formado parte de nuestra cultura de manera indirecta», explicó Sanz con algunos ejemplos como las huellas de dinosaurios riojanos –que antiguamente la imaginación popular asociaba a las huellas del caballo blanco del apóstol Santiago en una batalla–, o el mito del dragón –basado en hallazgos de grandes huesos de dinosaurios y otros animales prehistóricos en la antigüedad. Pero esta relación entre la cultura popular y estos reptiles se ha ido modificando a lo largo de la historia. Según José Luis Sanz, el paradigma de los dinosaurios tontos, torpes y prácticamente deformas de las antiguas películas de aventuras y ciencia ficción ha sido sustituido por el paradigma de los dinosaurios habilidosos y letales, especialmente a partir de Jurassic Park. «Spielberg buscaba una película de animales, no de monstruos», señaló Sanz. Y afirmó para concluir: «En esta película se emplean termas como contracción post mortem o cavidades neumáticas, algo imposible de ver en las películas del viejo paradigma».

Los dinosaurios en el Mediterráneo

Las dos mesas redondas de estas jornadas sirvieron para escenificar y explicar este trabajo conjunto. Bajo el título «Los dinosaurios en el Mediterráneo en la era Mesozoica», la primera giró alrededor del trabajo de investigación y de divulgación que se está realizando en los municipios de Alpuente y de Morella, dos localidades clave en el estudio de los dinosaurios valencianos. Este debate estuvo moderado por Ana García Forner, conservadora del Museo de Geología de la Universitat de València y delegada del rector para la dirección del Museo de Historia Natural de la Universitat de València que se inaugurará próximamente en el campus de Burjassot-Paterna. Maite Suñer, del Museo Paleontológico de Alpuente, empezó con una detallada explicación del trabajo paleontológico desarrollado al área de La Serranía, mientras que José Miguel Gasulla y Francesc Gascó, dos paleontólogos con una amplia experiencia investigadora en los dinosaurios de Morella, hicieron el mismo con los fósiles de Els Ports. José Miguel Gasulla empezó recordando la figura de José Vicente Santafé Llopis, fallecido recientemente, persona fundamental en la paleontología valenciana y partícipe del trabajo en Alpuente y Morella durante las últimas décadas.

Además de los problemas de recursos o de la lejanía a los centros de investigación y a pesar de que nuestros dinosaurios también son objeto de estudios paleobiológicos, los ponentes coincidieron en señalar que el desconocimiento de nuestro patrimonio paleontológico por parte de los valencianos es una de las principales problemáticas de la paleontología de dinosaurios en la Comunidad Valenciana. En palabras de Francesc Gascó, investigador y activo divulgador: «la gente que visita museos o mira películas de dinosaurios tiene la sensación de que estos hallazgos se producen en excavaciones lejanas y olvida que a nuestro territorio también hay dinosaurios». En este sentido, Maite Suñer lamentó que muchos valencianos no conozcan el Morelladon o el Turiasaurus. Gasulla señaló que este desconocimiento se puede hacer extensible a la biología de estos animales reconociendo que «algunos profesores que visitan los museos de Morella con sus alumnos todavía se sorprenden cuando escuchan que las aves también son dinosaurios».

Francesc Gascó también hizo referencia a la laguna intermedia que existe en las obras de divulgación sobre dinosaurios por la cual «en las librerías sólo encontramos libros de divulgación destinados a adultos o a los niños», una situación que provoca la pérdida de muchos posibles forofos jóvenes a la paleontología. A pesar de todas estas dificultades, el director de estrategia territorial de la Agencia Valenciana de Turismo, Josep Gisbert, valoró positivamente el trabajo conjunto entre la Administración y los profesionales de la paleontología con el objetivo de potenciar alternativas turísticas basadas en recursos del mundo rural, como la iniciativa «Caminos de dinosaurios», una marca creada para agrupar los numerosos yacimientos de icnitas y huesos de dinosaurios del País Valenciano.

¿Cómo deben ser los museos?

La segunda mesa redonda, con el título «El futuro de la paleontología local en el ámbito de los museos», contó con la participación de representantes de tres centros paleontológicos: Andrés Santos, del Instituto Catalán de Paleontología, Ainara Aberasturi, del Museo Paleontológico de Elche, y Margarita Belinchón, del Museo de Ciencias Naturales de Valencia. Este debate estuvo marcado por un análisis del estado actual de los museos a escala general con protagonismo por el uso de las nuevas de tecnologías y por el papel del museo en la sociedad. «Después de un periodo en el cual importaban más las animaciones y las ilustraciones, la pieza expuesta ha vuelto a ser lo más importante de los museos», explicaba José Antonio Gordillo, divulgador científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En esta misma línea, Andrés Santos apuntó que «se pensaba que las nuevas tecnologías sustituirían los museos de ciencias naturales, pero ambas cosas se han sabido combinar». El papel de los museos en la vertebración del territorio no es circunstancial, como explicaba Margarita Belinchón: «todos los museos tienen que ser cercanos socialmente y geográficamente a las personas y la ciudadanía ha de convertirse en guardiana de su patrimonio». Para Ainara Aberasturi «los museos deben generar debates y fomentar una sociedad crítica», y, en definitiva, se tiene que trabajar para fortalecer la relación entre los museos y las personas.

Las jornadas finalizaron el día 20 de octubre con una actividad destinada a los más pequeños durante la cual los niños y las niñas interesados en la paleontología pudieron preguntar todo el relacionado con los dinosaurios a Francisco Ortega Coloma, un profesional de la paleontología con experiencia también en los yacimientos valencianos. «¿Qué animales convivían con los dinosaurios?» o «¿eran inteligentes los dinosaurios?» fueron algunas de las cuestiones que respondió el paleontólogo de la UNED en este encuentro que congregó alrededor de un centenar de escolares.

© Mètode 2017

Graduado en Biología y Máster en Paleon­tología Aplicada por la Universitat de València.